Historia

Guldenberg fue diseñado en 1965 por los arquitectos Mens y Pruyn, de Vught. Les encargaron a ellos la creación de un sitio inspirador en una zona hermosa en el municipio de Haaren.
Guldenberg fue construido en base a 4 principios, la fuerza de la naturaleza, el silencio, la paz y la inspiración.

En 1966 los jesuitas tomaron el edificio en uso como casa de retiro. Se convirtió en un ‘punto de contacto de personas y opiniones’. Esto último todavía es el caso.

En los años 70 los jesuitas dejaron su trabajo en Guldenberg y desde entonces Guldenberg ha tenido múltiples usos. No fue hasta los años 80 que adaptaron el sitio a los requisitos del tiempo moderno para poder servir de Hotel de Conferencia.

En el día de hoy Guldenberg no solo opera en el mercado de negocios, sino que también los huéspedes particulares son muy bienvenidos. Guldenberg está abierto 24 horas por día, 7 días por semana. Usted debe estar en Guldenberg para sus actividades de teambuilding, aniversario, viaje de fin de semana o simplemente para tomar una bebida con tapas en la terraza.

¿De dónde viene el nombre de Guldenberg?

Antes, Guldenberg era una zona pantanosa y cenagosa al sur de ‘De Loonse en Drunense Duinen’. El campesino que vivía en esta zona ayudó a la gente a viajar del norte al sur y de vuelta. Por el pago de un florijn el campesino estaba dispuesto de tirar la gente por la zona pantanosa con su carro. Luego, el florijn se convirtió en un gulden. En el centro de la zona se encontraba una montaña, berg en holandés. Y de ahí viene el nombre de Guldenberg.

Compartir por: